dwa4.com

Salud y Alegría

por: María Damiani

Supera el temor

¡Cuántas veces el temor invade la vida!

De forma general, es habitual que las personas sienten miedo en momentos extraños o en los que se enfrentan a una situación nueva o diferente. Temor al abandono, a perder el trabajo, al fracaso, a volar... La lista de aspectos que tememos parece infinita.

supera-el-temorSin embargo, un mecanismo interno que tiende a desarrollar los miedos es la información negativa sobre situaciones. Estar siempre sujetos a un ambiente de temor afecta de forma irremediable el estado de ánimo, la calidad de vida y, finalmente, la salud.

¿Pero, cuál es la causa y cómo podemos superar el temor?

El temor aparece como resultado de un sentimiento falso de lo que es real y se puede dejar de lado, teniendo bien claro que nuestra esencia principal es 100% espiritual por estar enlazada a la consciencia todo-amorosa, la Mente Divina. No hay ningún momento en que la grandiosidad y la omnipresencia del Amor no llegue a manifestarse. Ese horrible temor se aleja totalmente cuando se alcanza la compresión plena de que cada uno de nosotros vive inmerso en ese Amor que lo acompaña.

El licenciado argentino Pablo López, del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y Coordinador de Posgrados del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, tiene muy clara la la importancia de diferenciar entre posibilidad y probabilidad. Además, asegura que hay recursos y maneras para no “hacernos mal” con nuestros pensamientos, cuando el temor pretende atormentar.

Este concepto lleva a valorar la importancia en la forma de pensar. Muchas veces, los pensamientos llevan a desarrollar distintas situaciones que se nos presentan de repente y a imaginar lo que no es. Nos cuestionamos y nos respondemos nosotros mismos.

Una manera de detener estas incesantes preguntas y respuestas es aprendiendo a reconocer el origen de los temores. Hay personas que no pueden viajar, ni disfrutar de la vida en plenitud sin ningún motivo en especial.

Otras suelen ocultar los temores con adicciones para suprimir la emoción. La mayoría de los temores sin embargo, tienden a no tener ninguna explicación y provocan que esa persona no disfrute de su desarrollo personal ni sea capaz de alcanzar el éxito.

Ahora me gustaría contarte una cosa. En un momento determinado de mi vida, sentí que ciertos temores me acosaban y amenazaban destruir mi control interior. Sentía miedo o verdadero pánico de salir a la calle, encontrarme con vecinos, estudiar y viajar.

Lo único que me permitió dejar de lado ese temor, la preocupación y el miedo, fue la confianza en el poder divino del Amor. Practicando día a día con constancia, pude visualizar una nueva forma espiritual en mi vida, y en poco tiempo alcancé un nuevo camino de oportunidades y aprendizajes. De esta manera me sentí cada vez más segura y reconfortada.

Jesús enseñó a cada uno de sus discípulos a derrotar el temor y el miedo con la fe y la paz que provienen de la confianza plena en el Amor.

Superar el temor ¡claro que es posible! Tan solo tienes que empezar a cultivar la espiritualidad, alineando los pensamientos con la alegría, la esperanza, la fe y la compasión.

Esto te ayudará a borrar esos patrones mentales y erróneas creencias, con el objetivo de apaciguar el ruido de tu mente, de pensamientos negativos y obtener un profundo sentimiento de calma interior. Esa calma mental te habilitará para escuchar al corazón y sentir tu verdadera esencia.

Si hay algo que de verdad impulsa y permite el crecimiento a la hora de pensar y actuar es el Amor. Tener claro y aceptar la posibilidad de vincularse a ese poder dulce y transformador permite alcanzar un estado de conciencia, en el que se encuentra el camino hacia el Amor; y será ese Amor divino el que te llenará de gozo y alegría.


  • María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España.