dwa4.com

Salud y Alegría

por: María Damiani

¿Es sano tu entorno de redes de comunicación social?








120-CQRL43Por Amanda Kiser

Con cerca de 2,1 billones de usuarios de redes sociales en todo el mundo, esta nueva forma de conexión digital e interacción ha revolucionado el mundo. Las redes de comunicación social afectan a la forma en que recibimos las noticias, la forma en que nos relacionamos unos con otros; influye en dónde vamos de compras e incluso cómo de sanos estamos.

Aunque el declive de los medios de comunicación tradicionales ha permitido que sean escuchadas voces independientes de todo el mundo, es necesario estar atento a qué información y qué influencias estamos adquiriendo. Aunque las páginas en las redes sociales ofrecen un canal incomparable para estar conectado con amigos, familiares y marcas, los estudios muestran que pueden alimentar la ansiedad. Las actualizaciones del estado negativas y los mensajes que alimenten sentimientos de depresión, miedo, ira, o enfermedad pueden pasar una factura sutil en el propio bienestar.

Entonces, ¿cómo nos mantenemos saludables mientras navegamos por nuestras redes sociales en línea?

Aquí tienes tres consejos que a mí me ayudan:

  • Establece tu identidad “espiritual” todos los días.


Si lo primero que haces por la mañana es conectarte, es muy probable que te sorprendas por lo que ves y lees. En lugar de eso, antes de encender tu computadora, tómate unos minutos para agradecer y recordar quién eres, desde una perspectiva espiritual. Ten en cuenta el punto de vista de que estás hecho a semejanza de tu Creador, el Amor divino, y que tu individualidad establecida por este Creador es completa, feliz y creativa.

  • Controla tus redes.


Tienes la capacidad de decidir a quién sigues y a quién aceptas y pides que sea tu “amigo”. Rodéate de los que tratan de mejorar el entorno mental, y los que comparten e informan sobre el progreso y el cambio, en lugar de difundir opiniones personales negativas y noticias sensacionalistas. Mary Baker Eddy, la fundadora del periódico internacional The Christian Science Monitor,escribió: “Hacer más feliz la existencia por medio de las relaciones constantes con aquellos aptos para elevarla, debe ser el motivo de la sociedad”.

  • Trata a los demás como quieres ser tratado.


Es demasiado fácil comparar y juzgar en las redes sociales, y se necesita un esfuerzo constante para elegir ser mejor. Moviéndote por tu canal de noticias, haz un esfuerzo consciente para celebrar a tus amigos y seguidores en lugar de dejar que los celos creen divisiones innecesarias. Enfócalo hacia afuera en lugar de hacia adentro. Trata de compartir desde un auténtico punto de vista de “¿qué puedo dar?”. Descubrirás que lo que das, también lo recibes.

Cuando elegimos dejar que la compasión y la generosidad dirijan nuestros motivos tanto en persona como en las redes sociales, nos acercamos a lo que yo llamo la Conciencia divina, o la Mente divina, que es accesible a cada uno de nosotros y que aporta salud, armonía y plenitud a nuestras vidas. Esta opción lleva energía y nos defiende contra las influencias negativas y sus efectos no deseados.

A partir de ahora, antes de mirar tu canal de noticias, podrías preguntarte; qué medidas puedes tomar para mantener saludable tu entorno de redes de comunicación social.

Amanda Kiser estudia la Ciencia Cristiana y escribe sobre bienestar, salud y espiritualidad.

Twitter: @LovelsLife     Email: KiserAR@csps.com      Instagram: @amandarosekiser





  • María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España.