dwa4.com

Salud y Alegría

por: María Damiani

¿El estrés afecta nuestra salud?

Según James Tighe, investigador del Instituto de Psiquiatría de Londres "el estrés es un conocido factor desencadenante de depresión y también puede afectar nuestra salud física.

Mucha gente a menudo se siente demasiado estresada tras un evento o circunstancia que requiere un cambio.

¿Pero que nos puede provocar estrés?



Tal vez muchas veces nos sentimos abrumados por el trabajo, los horarios o por otras circunstancias de nuestra vida cotidiana. Sentimos el peso de múltiples responsabilidades  y exigencias que nos agobian.

El secreto para combatir este estado es comenzando a cuidar de nosotros mismos y de nuestra manera de pensar.

Cuando comenzamos a sentir que las cosas se están volviendo abrumadoras es necesario que nos tomemos un espacio para reflexionar, para meditar u orar, para pensar cuales son esos factores desencadenantes y ponernos en armonía con todo nuestro ser interior.

Tal vez podemos tomarnos un día libre, dejar de hacer las cosas que nos están presionando o dedicarnos a hacer alguna actividad que nos haga sentir bien, como estar en contacto con la naturaleza, con los animales, aislarnos de nuestro ambiente habitual.

Un paso a considerar es saber qué es lo más importante para cada uno de nosotros, cuáles son las cosas que nos hacen feliz, cuales son nuestras prioridades y que metas queremos alcanzar.

Hay varias estrategias para identificar éstos objetivos según la periodista y médica británica, Trisha Macnair :

Determine su misión. Dedique un tiempo para pensar o escribir sobre los objetivos de su vida. Esto podrá ayudarle a descubrir lo que es esencial en su vida, lo que quiere ser y lo que quiere lograr.

Analice dónde gasta su tiempo.  Piense cuál es la mejor forma de priorizar y comparta mentalizar las múltiples presiones en su vida. Clasifíquelas en: "importante", "muy importante" o "no importante", y no deje de lado los momentos de descanso.

Revise sus responsabilidades. Un modelo claro de sus roles y responsabilidades le ayudarán a crear orden y equilibrio en su vida.Identifique sus objetivos y trabaje en uno de éstos cada semana. No tienen que ser actividades, pueden ser cosas simples como ser más paciente con sus hijos.

Evalúese. Organice sus semanas y al final de cada semana evalúe cuáles han sido sus éxitos y qué ha sido menos exitoso.

"Y finalmente –dice Trisha Macnair- goce sus éxitos".

Es nuestra manera de pensar y nuestra actitud positiva hacia la vida lo que provocará un cambio favorable. Sólo somos responsables de nuestros pensamientos y actitudes.

Algo que personalmente me ha dado mucho resultado para combatir o contrarrestar la sensación de agobio o estrés, ha sido focalizarla o encararla desde una perspectiva espiritual, a través de la oración.

Orar es pensar en el poder de Dios, es algo muy personal, es nuestra comunicación con él y nos brinda un sentido de paz y dominio sobre todas las cosas.

El cambio está dentro de nosotros y lo que está en nuestra conciencia se proyectará en nuestra vida.

¡Podemos decir adiós al estrés, anímate!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España.