Hay alternativas para sanar

 

Panelistas“¿Qué es la medicina hoy en día? ¿Cómo podemos obviar por más tiempo lo que está sucediendo a nuestro alrededor y ha pasado por generaciones e incluso siglos?”. Esta fue la frase expresada por el Dr. Albert Roca, al finalizar la Jornada de Pluralismo Médico que se llevó a cabo el 26 de abril en la Universidad de Medicina de Lleida.

Diferentes panelistas abordaron la diversidad en la curación de enfermedades, entre ellos el Dr. Vijay Carolin de “Medicina Ayurvédica” (Sistema de medicina hindú, el más antiguo del mundo, en uso desde hace más de 5000 años); “Rituales de sanación popular”, por Isabella Ricco, antropóloga, “El Curanderismo en las tierras de Lleida”, por la antropóloga Blanca Pérez; “Pluralismo médico y medicina global, por el Dr. Josep Mª Comelles, “Proyecto de clínica plural a Bamako, por la fisioterapeuta Carme Campo junto con la enfermera Absetou Traoré, y “Salud y Curación espiritual en la Ciencia Cristiana”, por Leide Lessa, CSB, conferenciante y maestra. Cada mesa redonda de dos secciones estuvo coordinada por el profesor y antropólogo, Albert Roca.

Se destacó que en la actualidad es cada vez más visible un sistema plural de salud y cómo relevante es intentar conocer al otro, trabajando con evidencias y comenzando por los usos y no por los principios. El Dr. Comelles hizo hincapié en la medicalización como una hegemonía cultural, es decir, la imposición de un modelo médico sin que el otro desaparezca.

Una persona de la audiencia expresó: “Todos hablamos mucho acerca de la medicina y la salud, pero el componente más importante es la espiritualidad”.

image1La medicina tradicional es por lo general una opción disponible y ampliamente usada en grandes zonas de Europa, África, Asia y Américas. Las prácticas tradicionales se sustentan en conocimientos y experiencias adquiridos a lo largo de siglos. Pero hay un sistema de curación espiritual que tiene mucho que ofrecer en lo relativo a espiritualidad, consuelo, compasión y sanación y es la Ciencia Cristiana.

Leide Lessa mencionó que “esta Ciencia no es Cienciología, no es terapia, no es pensamiento positivo ni New Age. Es Ciencia porque se basa en leyes espirituales, universales y demostrables encontradas en la Biblia, principalmente en las enseñanzas de Jesús, el primer gran sanador espiritual. Cuando se aplican sistemáticamente a una situación, estas leyes producen buenos resultados. He podido comprobar su eficacia porque la practico desde hace más de 25 años.”

Como lo expuso nuestra oradora, este sistema de curación espiritual fue descubierto por Mary Baker Eddy, autora del best Seller Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, el libro de texto de la curación espiritual científica. Consta en unos de sus capítulos una serie de testimonios de curaciones individuales de aquellos que han sanado al aplicar este sistema. Eddy es la fundadora también del periódico internacional The Christian Science Monitor, que posee siete premios Pulitzer.

¿Quién sana y cómo?

El método de curación espiritual por la Ciencia Cristiana es a través de la oración científica y del tratamiento metafísico. Esta oración incluye una clara comprensión de Dios como el Principio Creador y fuente de todo lo bueno, incluso de la salud, el bienestar y la alegría.

En toda curación es fundamental que el paciente manifieste un estado de esperanza, fe y convicción. La base de toda curación es el Amor.

En una de las pausas, una persona se me acercó y me dijo: “Esta conferencia está elevando nuestro pensamiento” y durante la ponencia de Leide Lessa otras comentaron:

“Estoy de acuerdo en que hay una Mente infinita y el Amor universal. Pero ¿cuál es la forma de conectar con ella? ”

“Coincido con usted al mencionar el infinito Amor y el amor de uno al otro. Todos necesitamos amar más “.

Cada uno es libre de elegir el sistema de salud en el que más confía.  La Ciencia Cristiana es una opción, pero cada persona puede decidir libremente si opta por ella o por otra alternativa para obtener su curación. Lessa también dijo que su experiencia y práctica le han demostrado que la Ciencia Cristiana es eficaz, porque no solo puede advertirse el resultado de una curación física, sino que se comprueba que el individuo efectúa una transformación en su carácter y actitudes. Es en realidad, una espiritualización del pensamiento.

A través de la Ciencia Cristiana muchas vidas han sido sanadas y regeneradas por la libertad mental y física que brinda. ¡Todos pueden comprobar el gozo de la curación espiritual!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

 

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Libertad, Religión, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Racismo y discriminación; un problema a resolver

120-J4-R6WW4V3WLa Asamblea General de las Naciones Unidas en 1979 decidió que se organizara anualmente, en todos los países, una semana de solidaridad con los pueblos que luchan contra el racismo y la discriminación racial. Según la ONU “El racismo socava la paz, la seguridad, la justicia y el progreso social”

Muchas personas son víctimas de racismo en España. Algunos son inmigrantes con una vida estable, que llevan años viviendo en España, tienen trabajo y sus hijos han nacido en este país y, por lástima, todavía suelen ser estereotipados por sus rasgos o conductas. Esto hace que se genere un sentimiento negativo hacia los extranjeros.

“No ha habido ningún estudio que haya encontrado diferencias de inteligencia entre razas o subespecies”, según Salvador Macip, médico, investigador y escritor español.

La discriminación nunca es un hecho espontáneo; detrás del acto discriminatorio funciona un conjunto de creencias y opiniones que se han formado.

Hace unos años una amiga africana me comentó las situaciones de discriminación que vivía en el colegio de sus niños cuando asistía a las reuniones de padres. Le comenté que sería de gran ayuda pensar que el verdadero Amor no excluye a nadie por diferencias raciales o étnicas, porque no puede ver ningún tipo de imperfección al existir unidad en toda la creación del Amor. Ese Amor no hace acepción de personas. Reconocer que cada uno está excluido de creencias de la discriminación es lo que elimina la muralla mental que discrimina. Ella mantuvo en su pensamiento estas verdades sanadoras y después de un tiempo pudo comprobar cómo se restableció la armonía en esas reuniones y en relación a su hijo.

En referencia a los derechos otorgados por el Amor divino a todos, la metafísica cristiana Mary Baker Eddy escribió: “La justicia y la verdad hacen libre al hombre, la injusticia y el error lo esclavizan”.

El derecho a la libertad es inherente a todas las personas.

Ver la unidad en la diversidad es la verdadera espiritualidad, es lo que enriquece y beneficia a todos, un don que se valora y se acoge para el bien común. Descubrir la naturaleza espiritual concerniente a cada uno es lo que disuelve los sentimientos tanto de superioridad como de inferioridad.

Crear un entorno diverso requiere un esfuerzo consciente para desafiar las formas tradicionales de pensamiento.

Bajo un punto de vista espiritual, no hay ninguna diferencia entre un hombre de piel más clara y otro de piel más oscura, entre un europeo y un latino.

No hay origen racial cuando se comprende la verdadera esencia del ser y se reconoce el Principio divino presente en todos. No existen diferencias para el Amor que lo abarca todo y cuando se entiende eso, es posible amar incondicionalmente, sin dejarse influenciar por cualquier tipo de racismo y discriminación.

Amar a la raza humana con el fin de elevarla es el paso hacia el progreso moral y espiritual de la humanidad. Es un trabajo de todos.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana Blog: http://saludyalegria.org

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Igualdad, Libertad, Racismo, Vida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Puede la religión afectar tu vida?

Comparto un artículo sobre la religión y la vida publicado en la Revista Lugar de Encuentro.

Sin títuloLa respuesta depende de lo que se entiende por las palabras “afectar” y “religión”.

Una de las definiciones de “afectar”, según la Real Academia, no es negativa. Dice:  “producir alteración o mudanza en algo”.  Me gusta esta definición, principalmente si la alteración o mudanza es para algo mejor.

También es necesario definir “religión”, que actualmente tiene diferentes connotaciones.

Para mí la noción más importante es el significado de la palabra en sí, más que las definiciones de diccionarios o de instituciones. La palabra “religión” viene del latín “re-ligare”, o sea, ligar nuevamente, conectarse nuevamente a la fuente. Por eso, cada uno de nosotros encuentra la “verdadera religión”, cuando se conecta a la fuente de la creación espiritual y esta conexión produce un cambio para mejor.

Como ejemplo práctico en la vida, analicemos lo que pasó con Elys Renata Carvalho. Desde muy pequeña, Elys sufría de reacciones alérgicas a ambientes polvorientos y cambios de clima. Tomaba medicamentos, que después de un tiempo, dejaban de tener efecto y le traían problemas digestivos. Pero en 2012, conoció la Ciencia Cristiana y empezó a leer a diario el libro Ciencia y Salud y la Biblia.

Y aquí podemos relacionar esa historia con el significado que hablé anteriormente de “religión” y de “afectar”: Hubo un cambio en la manera de pensar de Elys, pues aprendió que es una idea de Dios, y aceptó que la curación espiritual por medio de la oración es posible.  O sea, el cambio en su pensamiento y el hecho de conectarse con su origen espiritual, le hicieron comprender que podía controlar armoniosamente su cuerpo.

120-CRLRVJPoco a poco, Elys dejó de tener ataques alérgicos y de tener miedo al polvo. Naturalmente sintió que ya no necesitaba los medicamentos y, al final, todos los síntomas de alergia y problemas digestivos desaparecieron. Hace más de dos años que está totalmente sana.

En este caso, la religión ciertamente tuvo un efecto positivo su vida: se produjo un cambio mental cuando se conectó con su naturaleza espiritual, y eso mejoró su salud física y emocional, pues, además de sentirse sana, hoy siente una alegría muy grande de vivir.

La alegría es un sentimiento extremadamente importante en la vida de hoy, con tantos desafíos, estrés y miedos. La alegría ayuda a que disfrutemos de una vida sana y tranquila, aun en las peores condiciones. Alice Sommer, una sobreviviente del Holocausto, que falleció en 2014 a los 110 años, cuando vivía en Londres, estaba llena de alegría, tocaba su piano por las mañanas y tardes, y decía que incluso en el campo de concentración sonreía. Aun en aquella situación la música la transportaba “a otro mundo”, le tocaba el alma, la conectaba con lo divino. Ella decía que la música era su “religión”. En la vida, siempre elegía lo bueno.

Todos podemos encontrar nuestra conexión con lo espiritual, o sea, la manera de vivir con paz interior, con salud mental y física. Sentir alegría, elegir lo bueno, estar constantemente conectado a nuestra fuente espiritual es vivir el Amor divino, es dejar que nuestra religión tenga uno efecto para mejorar nuestra vida y la de los que están a nuestro alrededor.

Leide Lessa es maestra y conferenciante de la Ciencia Cristiana y escribe sobre la relación entre la espiritualidad y la salud.

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Religión, Vida | Etiquetado , , | Deja un comentario

Descubre tu verdadero tesoro

120-MIRQLR54Cuando se descubre un gran tesoro, no es extraño ver la noticia en las portadas. El arqueólogo británico Howard Carter descubrió en 1922 en el Valle de los Reyes y después de una ardua búsqueda la tumba del faraón Tutankamón. Fue la tumba faraónica mejor conservada e intacta y contenía cerca de cinco mil objetos.

La mayoría de aquellos espectaculares objetos terminaron en museos o en colecciones privadas y tienen un gran valor histórico y artístico. Pero, además de estos tesoros culturales existen otros que realmente resultan más beneficiosos para nuestra vida diaria y son aquellos que se relacionan con el corazón, con el mundo interior. Son los tesoros espirituales que están dentro de cada uno.

El término tesoro también se relaciona a los sentimientos y emociones. Por eso, cuando te refieres a  alguien a quien aprecias tanto como las antiguas civilizaciones apreciaban a sus tesoros, dices “Eres un tesoro”.

Pero más que una persona, ¿cómo se pueden encontrar los tesoros espirituales?

Los valiosos tesoros espirituales están al alcance de quienes de verdad desean buscarlos. Se encuentran en el camino hacia lo espiritual, al despertar a la consciencia divina que está dentro de cada uno y al consagrar la vida a ideales más elevados. Los tesoros de la sabiduría, el conocimiento y el discernimiento que nos ofrece el Amor ayudan a superar las dificultades de la vida y promueven el bienestar emocional y mental, además de la salud en general.

Se puede pensar en el corazón como si fuera un tesoro interno, la entrada de todo nuestro ser. De modo que abrir o cerrar la puerta de nuestro tesoro, determina lo que dejamos entrar en nuestro ser interior. Cualidades como la gratitud, la alegría, el perdón y los buenos pensamientos son la mejor forma de preservarlo y ayudan también a combatir enfermedades del corazón.

¿Puede la espiritualidad sanar las enfermedades cardiovasculares?

El Dr. Jeff  Levin, un epidemiólogo y catedrático distinguido en la Universidad de Baylor de Estados Unidos y reconocido como uno de los principales investigadores en el campo de la espiritualidad y la salud, señala en su libro “Dios, Fe y  Salud” que existen más de 50 estudios en los que las prácticas religiosas se encontraron un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Su curiosidad lo llevó a una evaluación profunda y a la investigación pionera sobre la conexión de la espiritualidad con la curación.

Todo lo que hace la espiritualidad es abrir la Puerta de lo Divino y entrar en ella puede prevenir problemas de salud como los del corazón, así como promover una mejor calidad de vida y felicidad.

Al comprobar esta puerta de unión con lo Supremo fue lo que llevó a Cristina de Brasil a sanarse de su problema cardíaco y después de un período de profunda introspección y de confianza en el Amor Divino llegó realmente a sentir que ese Amor la había creado perfecta y no para que sufriera alguna enfermedad. Comprendió que era una oportunidad para establecer en su propio pensamiento la ley divina de la salud como una verdad en la que se podía apoyar y sanar.

Esta comprensión es el tesoro espiritual que bendice y trae curación.

¡Qué sabiduría la que Jesús mostraba con una profunda enseñanza en el ámbito espiritual: “donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”!

¿Cuál es tu tesoro escondido? Es decir, ¿cuáles son las cualidades divinas que permanecen dentro de ti?”.

¡Descubre tu verdadero tesoro, aquel que reside en tu corazón!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

Share
Publicado en Corazón, Crecimiento, Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Cómo salir de una relación adictiva?

Relación armoniosa de padre e hija

Relación armoniosa de padre e hija

Cuando se siente la necesidad de incorporar algo que llene la vida y la persona se aferra creyendo que no se puede vivir sin ello, es cuando se convierte en víctima de una adicción.

Las adicciones muy a menudo tienen un niño interior herido, heridas que parecen alimentarse de pensamientos de limitación o carencia. La persona o sustancia que origina la adicción (alcohol, drogas, fármacos, tabaco, juego), utiliza a alguien para cubrir su vacío. Este vacío puede ser la falta de un sentido en la vida que lleva a uno a vivir relaciones adictivas, a veces sin darse cuenta.

Los apegos emocionales que se desarrollan a lo largo de una relación, ya sea de índole familiar, de amistad o de pareja, afectan directamente la calidad de vida. Creer que la felicidad depende de una persona, o someterse a ella, hace aferrarse a una clase de amor que lo vuelve posesivo, celoso y dominante. Esto no es el verdadero amor.

¿Cómo salir de una relación adictiva?

  • Descubriendo la naturaleza espiritual propia.
  • Respetando y amando a uno mismo como ser espiritual.
  • Reforzando la autoestima y la autoconfianza, al cambiar la manera de pensar de uno mismo y valorando los talentos y cualidades que se posee.
  • Reconociendo que la seguridad que hace sentir tal relación, es falsa, sin base.
  • Llenando el aparente vacío con amor y comprensión hacia uno mismo
  • Rompiendo la relación, sin tener miedo al cambio y con la convicción de ser libre.

La salud mental en las relaciones no depende de condiciones materiales como el nivel cultural o económico, sino de la fuente de ideas espirituales que la sostienen, como el cariño, respeto, confianza mutua, lealtad, factores que sostienen y alimentan una relación sana.

Asistí a la conferencia “La dependencia emocional”, en la cual el psicólogo barcelonés, Enric Corberá, expresó que: “las relaciones adictivas se alimentan de creencias irracionales, de la creencia que la persona está separada de la Divinidad y busca en los demás sentirse completo”.

He visto un ejemplo similar al dialogar con una amiga, que me comentó sobre la relación conflictiva que mantenía con su padre. Sentía mucha dependencia, manipulación y opresión, como un pájaro dentro de una jaula. Me di cuenta cómo ella había dejado de irradiar la alegría que la caracterizaba, y se desvalorizaba día tras día. Durante un tiempo, intercambiamos algunas ideas sanadoras sobre su identidad espiritual y sobre cómo debía contribuir para mejorar esa relación. En una ocasión le dije que empezar bien significaba terminar bien, es decir, que comenzara desde una visión más elevada a observar a su padre y no desde el problema de la relación. Fue así que, paso a paso, pudo reconocer la naturaleza espiritual de su padre y construir una buena relación a partir de la libertad de cada una de las partes, y hoy los dos comparten una sana relación.

La buena noticia es comprender que no existe separación en el verdadero Amor: así como un rayo no puede desprenderse del sol, de la misma forma uno no puede romper el vínculo espiritual con lo deífico, con el Principio todo-amoroso. En ese Principio no hay fragmentaciones, sino una unicidad con la individualidad infinitamente reflejada. Reconocer este hecho espiritual de la existencia de cada uno es la puerta de entrada a la libertad mental y física.

Todos ya somos seres completos, pero solo lo comprendemos cuando sentimos e irradiamos el verdadero Amor. Entonces encontramos la libertad espiritual y la salud emocional.

Cuando te enfocas en nutrir y envolver a tu prójimo con Amor espiritual, dando prioridad a las necesidades de los demás, superas la adicción.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

Share
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué sabes sobre la Ciencia Cristiana y Mary Baker Eddy? Parte II

La curación espiritual por medio de la Ciencia Cristiana
Iglesia-Madre-en-Boston2La curación metafísica descubierta por Mary Baker Eddy está basada en cómo Jesús sanaba y en el primer capítulo del Génesis, el cual describe la creación espiritual del hombre como la imagen y semejanza de Dios, con dominio sobre sus acciones, pensamientos y elementos externos. El capítulo termina así: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”.

La curación espiritual de una persona o de una situación inarmónica está basada en Dios, el único Espíritu y Creador de la perfección y la salud. Por consiguiente, Su creación es espiritual, perfecta y saludable, sin ningún elemento de mal, pecado o enfermedad. Además, la palabra God (Dios, en inglés) en su origen anglosajón significa good (el bien, en inglés). Al definir el bien como Dios, llegamos a la conclusión de que el bien tiene todo el poder y llena todo el espacio, y no deja ni lugar ni poder para el mal, la enfermedad o la discordia. Dios es el verdadero sanador, y el hombre encuentra su salud y armonía al comprender que es  inseparable de Dios, el único Espíritu. Como la curación es espiritual, no se trata el cuerpo, sino el pensamiento.

Los Científicos Cristianos tienen la libertad de elegir cómo cuidar de todos los aspectos de su vida, incluso la salud.

Dios y el hombre

Puesto que Dios es la única Vida, Eddy dice en su declaración científica del ser que “no hay vida, verdad, inteligencia ni sustancia en la materia. Todo es la Mente infinita y su manifestación infinita, pues Dios es Todo-en-todo…. El Espíritu es Dios, y el hombre es Su imagen y semejanza. Por lo tanto, el hombre no es material; él es espiritual”.

Entender que Dios no es antropomórfico, sino un Padre-Madre divino es otro aspecto clave para la curación metafísica en la Ciencia Cristiana, pues libera al hombre (a la humanidad o a los seres humanos) de las enfermedades biológicas o hereditarias. Dado que los hombres son “hijos de Dios”, también son “herederos de Dios” tal como los describe la Biblia. Por lo tanto, ellos “heredan” solo lo que Dios es y tiene para ofrecer: bien, salud, paz, armonía, felicidad, etc.

Mary Baker Eddy definió a Dios como “Mente, Espíritu, Alma, Principio, Vida, Verdad y Amor”, haciendo énfasis en que Dios no es corpóreo, y, por lo tanto, es divino, supremo, infinito.

El concepto metafísico del hombre que presenta la Ciencia Cristiana está separado de los conceptos de Adán y del Homo sapiens. Este hombre (que incluye cualidades femeninas y masculinas) es una idea compuesta de la Mente divina y un reflejo del único Espíritu, Dios, indivisible, omnipresente, omnisciente y omnipotente.

La Ciencia Cristiana adora a un solo Dios; reconoce a Jesús como Su hijo; y al Cristo como la manifestación incorpórea de Dios, el mensaje divino que constantemente trae a la consciencia humana pensamientos de paz, alegría y salud. La Ciencia Cristiana también enseña que el Consolador prometido por Cristo Jesús, es la Ciencia divina o Ciencia espiritual que enseña cómo podemos ver la perfecta creación de Dios.

MBE

El libro Ciencia y Salud

Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras es la obra principal de Mary Baker Eddy y el libro de texto de la Ciencia Cristiana. Presenta y explica la curación espiritual para todos aquellos que quieran practicarla, independientemente de su religión; y muestra de manera clara y lógica la relación entre la consciencia, el pensamiento y el cuerpo, y la salud como una condición de la Mente divina, no de la materia.

Ciencia y Salud es un libro pionero que presenta al mundo occidental moderno ideas metafísicas relacionadas con la salud y, por lo tanto, estuvo a la venta en el Simposio de la Facultad de Medicina de Harvard llamado “Espiritualidad y curación en la medicina”. Durante varios años fue uno de los libros de mayor venta. En 1992, la Asociación Nacional de Libros Escritos por Mujeres, con sede en los Estados Unidos, seleccionó a Ciencia y Salud como uno de los 75 libros escritos por mujeres cuyas palabras han cambiado el mundo. El último capítulo de casi 100 páginas, titulado “Los frutos”, consiste en testimonios de personas que fueron sanadas solo con leer el libro.

La Iglesia de la Ciencia Cristiana y el Científico Cristiano

Puesto que la iglesia de la Ciencia Cristiana tiene el propósito de restablecer el cristianismo primitivo, explica que cuando Jesús dijo: “Yo y mi Padre uno somos”, él se refería a todos aquellos que comprenden que Dios es el único Creador y, por ende, Su creación es Su reflejo. El reflejo no es el original, sino que es uno con el original, iguales en naturaleza e identidad. Así como Dios es Espíritu, el hombre, Su creación, es espiritual aquí y ahora.

La mayoría de los cristianos no están conscientes del hecho de que tan solo décadas después de su resurrección, se empezó a desarrollar la idea de que Jesús era Dios. A partir de ese momento la gente comenzó a aceptar y a creer que Jesús y Dios eran uno en género y número. Sin embargo, y por razones políticas, el Concilio de Nicea en el año 325 de la era cristiana, bajo el emperador romano Constantino I, desarrolló, entre otras cosas, el Credo del Concilio de Nicea para reforzar las creencias uniformes en relación a la Trinidad.

Según lo que se presenta en la Biblia, Jesús dedicó su vida a expresar Amor, a sanar y a superar límites. El cuarto capítulo del Evangelio de Juan define a Dios como Amor. Mary Baker Eddy vio la diferencia entre Amor y amor: el amor conocido por la humanidad como el sentimiento entre la gente, y el Amor con mayúscula que se refiere a Dios.

La mayoría de las iglesias de la Ciencia Cristiana tienen escrito en las paredes la leyenda “Dios es Amor”. Este Amor no juzga, no condena, no prohíbe, no hace acepción de personas, sino que ama a todos por igual.

Los Científicos Cristianos estudian la Biblia y los escritos de Mary Baker Eddy para desarrollar una relación con Dios como Mente divina, la consciencia universal que gobierna todo y a todos en armonía, y así, actúan según su comprensión espiritual.

Cuando vivimos según las verdades y las leyes metafísicas cristianas relacionadas con la existencia, obtenemos la comprensión espiritual de que el universo y todo lo que Dios crea son perfectos. Dicho entendimiento lleva a lograr y mantener la salud física, mental y emocional.

Para sanar y ser sanados, los Científicos Cristianos oran para conocerse a ellos mismos como hijos perfectos de Dios y para expresar humildad y amor puro.

Leide Lessa es Gerente Regional del Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Boston, Massachusetts, EUA, maestra y conferenciante y da cursos anuales de Ciencia Cristiana en Río de Janeiro.

Cronología

 

1821 Mary Baker Eddy nace en Nueva Hampshire, EUA.

1838 Ella se convierte en miembro de la iglesia Congregacional sin aceptar las doctrinas de la predestinación y del castigo eterno.

1844 Embarazada, enviuda y regresa a la casa de sus padres.

1850 Se muda a vivir con su hermana, quien no acepta a su hijo.

1856 Ve al hijo, George, por última vez. No lo verá de nuevo hasta 1879.

1866 Sana espiritualmente de las heridas causadas por una caída.

1867 Comienza a enseñar acerca de su método de curación metafísica.

1872 Comienza a organizar sus apuntes para publicar su primer libro.

1875 Publica Ciencia y Salud.

1877 Se casa con Asa Gilbert Eddy.

1879 Funda lo que se convierte en La Primera Iglesia de Cristo, Científico, en Boston, EUA, con el propósito de restablecer el cristianismo primitivo y su perdido elemento de curación.

1881 Inaugura el Colegio Metafísico de Massachusetts en Boston. Enseña a cientos de alumnos en casi 8 años.

1894 Finaliza la construcción del edificio original de La Iglesia Madre en Boston, la que continúa ofreciendo los servicios religiosos dos días por semana.

1898 Funda La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, responsable de la publicación de las revistas con artículos sobre la curación espiritual y testimonios de gente sanada exclusivamente por medio de la oración en la Ciencia Cristiana: The Christian Science Journal (mensual), Christian Science Sentinel (semanal), El Heraldo de la Ciencia Cristiana (mensual y en varios idiomas).

1908 Pone en marcha The Christian Science Monitor, diario que da noticias en general, cuyo objetivo es “no hacer daño a nadie, sino bendecir a toda la humanidad”.

1910 Mary Baker Eddy fallece en su casa de Chestnut Hill, parte del Gran Boston, EUA.

 

Share
Publicado en Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Qué sabes sobre la Ciencia Cristiana y Mary Baker Eddy? Parte I

mbeydescubrimientoMary Baker Eddy y su descubrimiento: la Ciencia Cristiana como sistema metafísico de curación por medio de la Mente divina

Miles de personas en varias partes del mundo están practicando un sistema de curación basado en el entendimiento de la metafísica cristiana como se enseña en la Ciencia Cristiana.

Este sistema de curación está basado en las enseñanzas de Cristo Jesús. Mary Baker Eddy lo descubrió por medio del estudio profundo de la Biblia, en el siglo XIX.

Vida y obra de Mary Baker Eddy

Además de la Biblia, Mary Baker desde los 9 años comenzó a adquirir conocimientos de filosofía por medio de las clases que le daba Albert, su hermano mayor, quien era alumno de la afamada universidad de Darmouth, en Nueva Hampshire, EUA. Él le dio a conocer los idiomas griego, latín y hebreo, y los poemas de Shakespeare.

Pensar, reflexionar y leer eran actividades que Mary realizaba constantemente desde que era muy pequeña. Ella era la menor de seis hijos que a diario debían escuchar a su padre leer la Biblia. Le enseñaron las doctrinas teológicas de la predestinación, el castigo eterno y el pecado original, tan comunes en aquella época. Pero ella desarrolló sus propios principios morales, éticos y de salud, como resultado de su estudio de la Biblia.

Mary se unió a la iglesia Congregacional local de adolescente, junto con sus padres, a pesar de no aceptar la teoría de la predestinación. Sin embargo, antes de unirse presentó sus objeciones a ciertos puntos teológicos con tanta sinceridad, que el Reverendo Corser admitió que él nunca había tenido un estudiante de pensamiento tan independiente y profundo como ella. Comentó que Mary tendría un gran futuro ya que era un genio intelectual y espiritual.

Debido a la mala salud que tuvo, tanto de niña como de adulta, Mary se sometió a tratamientos alopáticos, hidropáticos y homeopáticos además de seguir durante años la llamada dieta Graham, la cual consistía de unas pocas verduras, una rodaja de pan y un vaso de agua. Al ver que su problema digestivo crónico no mejoraba, su médico sugirió que eliminara las verduras y que no tomara agua hasta después de tres horas de comer la rodaja de pan. Años más tarde, ella describió su estado físico en el libro Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras: “Pasó muchos penosos años hambriento y débil, casi en estado de inanición…” Eddy usó el pronombre en tercera persona masculino para preservar una narrativa impersonal enfocándose en la lección aprendida de esta experiencia más que en ella misma.

Vivió otras pruebas difíciles, como quedarse viuda estando embarazada, perdió propiedades, la obligaron a separarse de su único hijo, se mudó 40 veces en diez años, y todas estas dificultades fortalecieron su confianza en Dios.

A principios del siglo XIX, surgió el Movimiento por la Templanza, la cual predicaba el dominio de sí mismo, la moderación, la abstinencia del alcohol, el control de los instintos, las pasiones, los impulsos y los apetitos, además de promover acciones relacionadas con la sobriedad y el desapego hacia las cosas. El 1º de febrero de 1866, en una noche de invierno fría, cuando se dirigía a una reunión del Movimiento por la Templanza en Lynn, Massachusetts, Mary resbaló en una acera cubierta de hielo, golpeándose la cabeza y la columna vertebral. La llevaron desmayada a una casa cercana. Un médico local la revisó y dijo que era probable que tuviera conmoción cerebral y lesión de la columna vertebral.

Al día siguiente, Mary despertó y pidió que la llevaran a su casa en el pueblo cercano de Swampscott, deseo que se le concedió luego de habérsele suministrado una dosis de morfina.

El 4 de febrero por la tarde, Mary pidió que le dieran su Biblia y comenzó a leer las curaciones de Jesús en los Evangelios.

Luego de unos momentos, su cuerpo que había estado frío y dolorido, regresó a su estado normal, de modo que se vistió y fue a la sala contigua a ver a sus amigos, quienes estaban a la espera de que ella muriera. El médico que la había revisado no pudo explicar la curación instantánea de su lesión, algo que en esa época no podría haberse logrado ni con cirugía.

Ese día, el 4 de febrero de 1866, marcó el comienzo del estudio profundo y minucioso de la Biblia que realizó Mary Baker Eddy, el cual la llevó al descubrimiento de la Ciencia del Cristianismo y a un método de curación espiritual que ella practicaría y enseñaría durante los próximos 44 años de su vida. A este método Eddy lo llamó Ciencia Cristiana: Ciencia, por esclarecer y demostrar la regla de la curación metafísica espiritual; Cristiana, por tener sus bases en las enseñanzas de Jesús.

Sin duda, su descubrimiento de este método de curación metafísica cristiana se debió a la búsqueda que realizó por más de 20 años tratando de entender la relación entre el pensamiento, el cuerpo y Dios. Sus experimentos en el tratamiento de las enfermedades probó de manera científica que la única causa de la existencia es la Mente divina, Dios, y el efecto, o la salud y el bienestar, es una manifestación mental.

Seis meses después de su inesperada curación, Mary comenzó a escribir apuntes sobre el libro del Génesis y lo tituló La Biblia y su significado espiritual. En 1872, Mary anunció: “Estoy preparando una obra sobre la ciencia moral y física, que presentaré al público en cuanto la haya terminado”. En 1875, Mary publicó Ciencia y Salud, en Boston, MA, EUA.

En noviembre de 1878, Mary comenzó a dar sermones en una iglesia, Tabernáculo Bautista, en Boston. Durante sus sermones la gente era sanada de varias enfermedades, incluso de cáncer, pero ella decía que Dios era quien sanaba y que el poder de Dios no dependía de la gente.

Hasta 1910, el año de su fallecimiento, Eddy continuó expandiendo, reorganizando y fortaleciendo sus ideas para poder establecer la Ciencia Cristiana como una religión cristiana internacional.

Leide Lessa es Gerente Regional del Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Boston, Massachusetts, EUA, maestra y conferenciante y da cursos anuales de Ciencia Cristiana en Río de Janeiro.

Twitter: @leidelessa Email: lessal@csps.com

 

Share
Publicado en Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , | Deja un comentario

Perdona la infidelidad y aguarda la reforma

120-Q47RJBH6Los niveles de infidelidad han aumentado considerablemente en los últimos años, a pesar de que un alto porcentaje de las personas censuran dicho comportamiento. España es uno de los países con mayor tasa de divorcios, siendo la infidelidad una de las principales causas que suele ser provocada por la insatisfacción de una de las partes con respecto al tipo de relación que mantienen.

La fidelidad de la pareja tiene un valor importante dentro del matrimonio, pues se entiende como lealtad y confianza, marcos para crecer en pareja.

Un estudio de la Facultad de Psicología y el Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), sostiene que los problemas de comunicación son una de las primeras causas de infidelidad entre las personas.

La base de la infidelidad reside normalmente en una carencia. Algunos concuerdan que es debido a la falta de afecto, de cariño e importancia hacia la otra persona y generalmente falta de diálogo, aunque por otro lado se busca  algo nuevo.

La falta de comunicación no sólo atañe al ámbito de la pareja sino que abarca otros aspectos de la vida: la amistad, la familia, el trabajo. En cualquiera de ellas puede traicionarse el eje central de la relación: la confianza.

Ante el aumento de infidelidades, ¿cómo prevenirlas?

 

–         Cuidando las relaciones y aprendiendo a cultivar el amor

–         Construyendo y alimentando cada día la relación

–         Fomentando el compromiso por ambas partes

–         Reflejando honestidad en un diálogo fluido y sincero

–         Compartiendo una afición saludable

 

¿Es posible perdonar una infidelidad emocional?

Para poder sanar la infidelidad se tiene que pasar por un proceso de pedir perdón, perdonar y reformarse. Un estudio realizado en la Universidad de Missouri-Kansas analizó a 587 personas que habían sido engañadas por sus parejas y, después de un seguimiento durante el período de los seis meses siguientes, halló que cuando se logra olvidar lo sucedido y comenzar nuevamente, las probabilidades de que la relación se fortalezca aumentan.

El perdón tiene efectos saludables en la persona que perdona, promoviendo su salud mental y venciendo alteraciones en el sueño, en el apetito y la baja autoestima que, en ocasiones, suelen aparecer ante este tipo de engaño. El perdón no es una muestra de debilidad sino una demostración de amor.

Así lo demostró mi compañera de trabajo, Carmen, quien perdonó a su esposo a pesar del dolor que le generó su infidelidad, comprendiendo que todos somos el reflejo del Amor, que perdona y ama incondicionalmente. Después de un período de crecimiento espiritual, pudo sanar el resentimiento, transformar su pensamiento y colaborar para la reforma en ella misma y en su esposo. Gracias a esa experiencia empezó a ver el mundo y a sus semejantes con amor, lo que fue sanador para ella, para su familia y los demás.

Este ejemplo ilustra cómo el empezar cada día amando al prójimo y sintonizando con el Principio divino hace que se propague la idea de la armonía universal. Esta apertura promueve la curación. Además, nos capacita a cerrar la entrada a los pensamientos de venganza, rabia e inseguridad y a dejar de alimentar el desorden mental.

Alinearse con una forma de vida espiritual permite empezar de adentro hacia afuera, caminar de la mano de la lealtad, del agradecimiento y de la entrega sin límites a los demás.

Siempre es un buen momento para perdonar y recomenzar, aunque para ello se necesite empeño, determinación y decisión.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

Share
Publicado en Emociones, Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Qué es lo que esperas de tu pareja y de tu salud emocional?

Comparto un artículo sobre las relaciones publicado en la Revista Lugar de Encuentro

Sin título

Donde fuego hubo, cenizas quedan”. Este dicho tradicional me hace sentido cuando priman más los buenos recuerdos que el mismo sentir y la razón. A veces la nostalgia de estar acompañados u otras razones hacen que uno se sienta atraído a estar junto a una persona, a pesar de tener caracteres incompatibles.

Las relaciones humanas son como una perla preciosa. Cuando un parásito entra en ciertos tipos de ostra, ésta a modo de defensa lo va cubriendo hasta que se forma una hermosa perla. Si uno pone lo mejor de sí ante alguna situación que pareciera ser adversa a la armonía de pareja, así como la ostra produce una perla, uno puede desarrollar una relación saludable que brinde paz y felicidad.

FelicidadDebiera uno centrarse en el bien-estar, más que en el estar. Una mujer vanguardista, Mary Baker Eddy en su best seller Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras dice:

“Las notas mal combinadas producen disonancia… La mezquindad y los celos, que quisieran encerrar a una esposa o un esposo para siempre entre cuatro paredes, no promoverán el dulce intercambio de la confianza y el amor… Las palabras tiernas y el cuidado desinteresado por lo que promueve el bienestar y la felicidad de tu esposa comprobarán ser más beneficiosos para prolongar la salud y sus sonrisas que la indiferencia impasible o los celos.”

Donde hay comunicación basada en honestidad, amor y respeto mutuo, la vida cotidiana se viste de hermosura, el verde del pasto se ve más intenso, la sonrisa no se despega de la cara de uno, e incluso hay estudios que han comprobado el gran beneficio del amor para la salud. Sin embargo, también es mejor estar sola o solo que estar con quien no es compatible.

Si eres de aquellas personas que buscan encontrar una pareja o si ya tienes una pareja, quizás estos tips no te sean indiferentes:

1. Haz una lista con las cualidades que buscas en tu pareja.
2. Cubre cada situación con amor; un gesto, o incluso el silencio, es mejor que una respuesta dura.
3. Conócete a ti mismo y focalizate en desarrollar cualidades que enaltecen tu carácter.
4. Ve el vaso medio lleno, es decir, centra más tu pensamiento en las cualidades de tu pareja, no en lo quieres que ella sea.

No todo lo que brilla es oro, la atracción física o química no es lo primordial. Una buena comunicación, respeto mutuo e intereses en común permanecen y son de gran valor, tanto como lo es una perla preciosa. Cuidar lo que se tiene y desechar lo que no contribuye al progreso de ambos brinda bienestar y salud emocional.

Claudia Honorato integra el Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para Chile y escribe sobre la conexión entre conciencia y salud.
Email: chile@compub.org Twitter: @puramentesana

Share
Publicado en Emociones, Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Abundancia y salud a tu alcance

@Glowimages BLD010210.Un fotógrafo de la naturaleza capturó imágenes increíbles de un antiguo pueblo de pescadores en la costa del Pacífico. El pueblo abandonado está dominado por el curso de la naturaleza y todas sus casas están cubiertas de un velo de vegetación, dando a este pueblo el toque de una sublime maravilla natural.

¿Has comprobado alguna vez que el curso de la naturaleza se detenga? ¡No, imposible!

El río sigue su cauce, el amanecer se asoma todos los días, las aves se alimentan solas, el sonido de las olas en el inmenso océano es incesante, las hojas de los grandes árboles se mueven por el viento; los montes, el cielo, las nubes, todo es un fluir constante, un escenario de aprendizaje. Hay abundancia por todos los sitios.

¿Te has dado cuenta de ,cuánta riqueza tienes a tu alrededor?

Sentirse merecedor de todo lo bueno es el primer paso para demostrar la abundancia. No importa cuál sea la necesidad, es posible suplirla dentro de nosotros mismos, mediante buenos pensamientos o ideas correctas que inunden la consciencia de cada uno.

Cuando vivimos y aceptamos las leyes del Principio universal empezamos a conectarnos con el flujo y actividad incesante de la vida. Así como la Mente divina ha creado el universo, esta misma Mente es la que lo mantiene en perfecta armonía.

En esa armonía, no hay limitaciones, pero cuando nos sentimos limitados por creencias de carencia o escasez impuestas por la sociedad o por el pasado, tenemos que mentalmente liberarnos de ellas, para así disfrutar de la totalidad de las posibilidades latentes.

Estos tips me han ayudado y creo que te ayudarán a aceptar la abundancia como un estado natural en la vida:

  • Agradece por todo lo que tienes. En lugar de fijar la escasez es mejor sentir gratitud en el corazón por lo que ya tienes.
  • No te limites a un ingreso fijo: el dinero es un símbolo de gratitud y puede llegar por vías inesperadas. En vez de pensar: ¿Cuánto dinero tengo?, pregúntate: ¿Cuánta gratitud siento?
  • Reconoce que la fuente de abundancia es infinita e ilimitada.
  • Afirma con comprensión que ya tienes todo la abundancia del Universo a tu alcance
  • Mantente receptivo a todo lo nuevo.
  • Piensa: Soy poseedor de todos los recursos inagotables del Amor.

 

Del mismo modo que la carencia, existen creencias generales o mitos que pueden afectar la salud y el bienestar, y son generadas por la duda y el miedo. Pero se puede revertir el temor y la creencia con pensamientos espiritualizados, o sea, pensamientos de amor, de salud, de armonía. Eliminar los pensamientos negativos, llenando el corazón de Amor divino, promueve la curación.

La consciencia espiritualizada se manifiesta en mejor salud. Estar consciente a través de la comprensión basada en la evidencia de la sabiduría divina es lo que establece la verdadera salud como un estado del Amor.

Profundizar en ese Amor te revelará todo lo que ya tienes: ¡abundancia y salud a tu alcance!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

Share
Publicado en Emociones, Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario