¿Dónde está tu hogar?

¿Dónde está tu hogarCada esfuerzo sincero por priorizar al Amor divino en el pensamiento ayuda a despertar el sentido de hogar, a la consciencia que está dentro de cada uno.

Muchas personas emigran en busca de mayores posibilidades para lograr un hogar feliz. España es uno de los países europeos donde más emigrantes especialmente los procedentes de Latinoamérica, Marruecos y del este de Europa, vienen buscando esa ayuda. La mayoría de ellos suelen exponerse a obstáculos como la soledad, la comunicación, la inserción cultural, la dificultad de encontrar un trabajo, etc. y sienten en muchas ocasiones que es un viaje a la exclusión social, a la pérdida de su hogar e identidad.

Desde el sentido humano el hogar representa una estructura material, pero la construcción de un hogar espiritual va más allá, es un proceso diario que se construye con cimientos sólidos, con cualidades espirituales y en realidad todo trata de alcanzar la conexión con la consciencia del Amor.

La mejor forma de encontrar realmente el hogar es desde una base de amor, porque de esta forma aunque haya tempestades y fuertes vientos estando afirmado en la solidez como de una roca, nadie puede perjudicarlo. Es en ese hogar donde nos movemos, dejamos los corazones en libertad y donde nos sentimos seguros.

Desde una perspectiva espiritual se puede relacionar el cielo con el hogar.

“¿Y el cielo, donde está?” , fue la pregunta que formulé hace unos años en mi clase con niños de cinco años de edad. Dos niños señalaron hacia arriba pero uno de ellos dijo: “El cielo está donde está Dios, Dios está en todas partes, aquí mismo. De modo que el cielo está en todas partes, aquí mismo”.

120-J4-RWQ6W45VEn el best seller Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, cuyas doctrinas son elevadas y puras, la teóloga y metafísica Mary Baker Eddy relaciona el hogar con el cielo y define a este último como “armonía; el reino del Espíritu; gobierno por el Principio divino; espiritualidad”. “Hay un único camino que conduce al cielo, la armonía, y el Cristo en la Ciencia divina nos muestra este camino. Es no conocer otra realidad –no tener otra consciencia de la vida– que el bien, Dios y Su reflejo, y elevarse sobre los así llamados dolores y placeres de los sentidos.”

Cualidades espirituales como la pureza, el amor y la compasión son las que abren la puerta de entrada al cielo, al hogar del Principio divino.

Cuando los pensamientos, los propósitos y los anhelos son profundos hacen que estemos impregnados de la presencia del bien. Morar en ese cielo es vivir en un estado de consciencia otorgado por la Sabiduría y es en esa consciencia del Amor donde encontramos la identidad verdadera.

Cuando emigré hace muchos años a España desde de mi país Argentina, experimenté la sensación que a cualquier sitio que vayas llevas las bases de tu entendimiento espiritual para construir la estructura de tu hogar. Adonde vayas, tu hogar va contigo porque tu esencia real es inalterable e imperturbable.

Cuando uno comprende esto puede reconocer que el verdadero hogar y cielo, ya sea en otro país, en una casa, un piso o una tienda de campaña, está en la consciencia del dulce sentido y presencia del Bien, basada en la comprensión de Dios y en la invariable relación con El.

No hay cielo que encontrar ni hogar que buscar porque siempre están presentes. ¡Cielo y hogar hallarás en tu elevado estado de consciencia!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

 

Share
Publicado en Corazón, Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Religión, Salud, Vida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Ilusorio o real?

120-OHXRLR56Cualquier creencia errónea suele manifestarse bajo la máscara del propio pensamiento.

Cada vez que visito México me atrae enormemente la cultura maya, conocida por haber desarrollado el lenguaje escrito en la América pre-colombina. Así como por su arte, arquitectura y sistemas matemáticos y astronómicos.

La arquitectura maya es tan única y espectacular como la arquitectura griega o romana, con construcciones de varios miles de años. Las obras arquitectónicas mayas más conocidas son las pirámides escalonadas.

¿Cómo pudieron edificar semejantes pirámides?

Esto me lleva a pensar que a pesar de ser politeístas, o sea creer en la existencia de varios dioses, había una sola Mente universal que los guiaba, una Mente poderosa y divina que les brindaba la sabiduría y el conocimiento para llevar a cabo esas edificaciones. Esta Mente es la fuente infinita de ideas.

Al visitar Chichén-Itzá, una de las zonas arqueológicas más relevantes, en el Castillo de Chichén Itzá, o Pirámide de Kukulcán, puede observarse una ilusión óptica. La refracción de los rayos solares que chocan en el lado derecho de la pirámide hace que se cree el efecto ilusorio de un inmenso reptil, la famosa serpiente emplumada Kukulcán, que baja progresivamente por la escalinata de su cara norte. Pero, en realidad es un espectáculo de luz y sombra que los mayas calcularon con exactitud matemática y observando el cielo de Yucatán. Por ser una ilusión, no es real.

El significado originario del vocablo ilusión alude a engaño, percepción o idea irreal.

A lo largo de la historia de la humanidad, la serpiente ha representado un sinnúmero de simbolismos que se refieren a la vida espiritual del hombre. Asociada al árbol del conocimiento, aparece como aspecto maléfico. Se desplaza casi sin ruido, como si fuera la sabiduría, pero no es nada más que la tentación, avanzando silenciosa y lentamente. De repente, susurra mentiras. Pero el pensamiento negativo o la mentira no tienen más alcance de lo que uno cree.

¡Qué importante estar despiertos ante este susurro que en ocasiones habla a nuestro país, a nuestros gobernantes y dirigentes para alejarnos de la ley del Amor!

¿Cómo reconocer si una idea es real o ilusoria?

Esto mismo preguntó al referirse a lo verdadero e ilusorio la escritora y maestra de la Ciencia de la curación-Mente, Mary Baker Eddy en Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, un libro de referencia para la curación espiritual: “¿Cómo pueden distinguirse las ideas verdaderas de las ilusiones? Averiguando el origen de cada una. Las ideas son emanaciones de la Mente divina. Las ideas son espirituales, armoniosas y eternas.”

Al reconocer que es humana la fuente por la cual llegan los vanos pensamientos y lograr sustituirlos por ideas buenas y saludables, sin duda ayuda a mejorar el bienestar y a conseguir un mayor éxito y satisfacción en el desarrollo de cada uno.

En determinadas circunstancias de la vida se cree ver algo que no es, una serpiente que engaña, una visión errónea. La serpiente representa algo que genera temor y es relevante ser observador y estar atento para que para ese miedo encogido bajo las apariencias no pueda embaucar.

Moisés, en la Biblia, demostró el dominio que Dios ha dado al hombre sobre ella, es decir, sobre la creencia en el mal y tomar consciencia que este dominio libera de toda su acción maléfica.

Descubrirla a tiempo es el gran desafío, para desenmascararla y no escucharla más y para que amanezca todo lo que es verdadero, todo lo bueno, todo lo real que concierne a la esencia espiritual de cada uno.

¿Cuál de los dos susurros escuchas, el ilusorio o el real?

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Libertad, Religión, Salud | Etiquetado , , | Deja un comentario

Espiritualidad en el trabajo

 

120-R3LJH-Q3VQ3En los últimos años, el tema de la espiritualidad en el trabajo tiene una tendencia ascendente y varios sectores académicos y profesionales han comenzado a considerarla como una parte esencial e integral del desarrollo de la persona.

 

“Si todos cambiamos internamente, el entorno también lo hará”, ésta es una frase de Joaquín Tamames, consultor financiero y conocido como uno de los fundadores  de Fundación Ananta, que tiene el objetivo de difundir en el mundo de la empresa los valores de fraternidad y armonía.

 

Uno de los pilares que fundamenta a la persona es la búsqueda de espiritualidad, de lo intangible, orientada a establecer el vínculo entre la persona y la totalidad (el universo, la Vida, Dios).

 

Cada vez son más las personas que están buscando respuestas más profundas para desarrollar su ser interior y lograr que su trabajo tenga un significado, que les brinde un propósito y sentido de bienestar en la vida.

 

Las reestructuraciones constantes y despidos masivos, han tenido un impacto negativo en la salud mental y en la vida social y los empleados buscan en el desarrollo de la espiritualidad una estrategia para lidiar con los temores que se presentan ante esas circunstancias.

 

¿Qué beneficios puede aportar la espiritualidad en el trabajo?

 

  • Un ambiente laboral cordial y armonioso.
  • Mejora en las actitudes relacionadas al trabajo (empatía, altruismo, paciencia)
  • Independencia personal y autorrealización.
  • Buenas relaciones sociales
  • Aumento del nivel de tolerancia relacionada al servicio al cliente.
  • Mayor productividad de los empleados.

 

Según estudios recientes, una de las mayores preocupaciones de las personas que trabajan es el temor a perder el empleo.

 

¿Temor al despido?

 

Este temor generalizado suele ocasionar una fuente de contagio mental en la sociedad que propaga el miedo a ser despedido. ¿Qué ocurre cuando una persona bosteza? Bostezamos.

La escritora metafísica, Mary Baker Eddy prioriza en su best seller, Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, a ser más cuidadosos en las condiciones mentales evitando el excesivo parloteo y de esta forma evitar el aparente contagio que tiene su origen en el temor.

 

En una oportunidad trabajé en una empresa que realizaba despidos constantemente. Esto me generaba mucha presión e incertidumbre. Por un lado, cada vez que despedían a un compañero me afectaba por el lazo afectivo que habíamos estrechado y por otro, me preocupaba mi situación en la empresa. Durante varios días traté de controlar los pensamientos para que la preocupación no invadiera mi consciencia. Me produjo alivio reconocer y afirmar que todos tenían el derecho a estar empleados y que ese cambio sería favorecedor para cada uno de ellos, porque tendrían nuevas oportunidades y del mismo modo se manifestaría en mi caso.

 

¿Porqué hacer de las preocupaciones un hábito?

 

Sentí calma al recordar una de las palabras más conmovedoras y sanadoras de Jesús: “Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros… Mirad los lirios del campo cómo crecen: no se fatigan ni hilan. Pues yo os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos.”

 

¡Qué real es que ni las aves ni las flores corren impulsadas por la preocupación acerca del mañana y les va muy bien, remontándose por el aire y llenando la tierra de bellas fragancias!

 

¿Por qué inquietarse si solo nos aguarda todo lo bueno?

 

La exhortación de Jesús nos conduce a no preocuparnos por el mañana, a concentrarnos en el presente, en el aquí y ahora.

 

Continué por más de un año en esa empresa y al poco tiempo de mi salida ya tenía un empleo satisfactorio y con mayor calidad de vida.

 

Un trabajador con una percepción elevada de espiritualidad sobre la vida, estará más armonizado en hacer las cosas correctas y podrá reflejar más sus cualidades y su creatividad ocupándose más en servir y contribuir. Este es el verdadero trabajo, el que permite poner en acción los talentos derivados del Amor.

 

Irradiando tu luz espiritual no sólo tendrás mejores relaciones interpersonales, sino que te sentirás más seguro y feliz.

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

 

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Libertad, Religión, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los Científicos Cristianos se reúnen en Boston en la Asamblea anual

Por: Richard Evans, Gerente de los Comités de Publicación

 

Boston, MA — Cuando los Científicos Cristianos se reunieron en Boston, Massachusetts, el lunes 6 de junio para la asamblea anual de su denominación, enfrentaron una pregunta a la que muchas iglesias cristianas principales también se enfrentan: ¿puede la iglesia ser pertinente hoy en día?

CS church edifice with attributionSu punto de vista respecto a esta pregunta —como en casi todo lo demás— va en contra de la narrativa popular. “Hay un anhelo universal de experimentar profundamente el poder salvador de Dios”, dijo Margaret Rogers, presidenta de la junta directiva, de cinco miembros, de la Iglesia de Cristo, Científico, que tiene su sede mundial en Boston. “La demanda”, dijo ella, es tener una iglesia “que esté llena de vitalidad por su amor desinteresado, y que participe activamente en la auténtica curación cristiana de la humanidad”.

Para la mayoría de los Científicos Cristianos, esto no parece significar un mayor alcance o nuevos ministerios y programas. Significa ahondar en lo que sienten que aportan al mundo: la curación espiritual, basada en las enseñanzas de Cristo Jesús, que se espera que sea a la vez humana en espíritu y eficaz en los resultados. “Oramos”, explicó otro director, Allison W. Phinney, “porque la oración nos alinea con la manera en que funcionan las cosas realmente. Nos permite ver y sentir más del inmenso bien y el Amor divino que está aquí para nosotros y para la humanidad”.
inside TMC extension with attributionFundada hace 137 años por la líder religiosa Mary Baker Eddy, la Iglesia de la Ciencia Cristiana es una denominación cristiana basada en la Biblia. Aunque es relativamente pequeña en número, la denominación tiene iglesias filiales en más de 60 países, y ha tenido un enorme impacto en el pensamiento cristiano por su insistencia en que la bondad de Dios no solo salva del pecado, sino que sana la enfermedad y el sufrimiento.

La diversidad del grupo se ve entre algunos de los nuevos funcionarios anunciados durante la reunión. El nuevo presidente de la Iglesia es Annu Matthai of Bangalore, India . El nuevo Primer Lector —que dirige el servicio religioso de los domingos y las reuniones de testimonio de los miércoles en La Iglesia Madre en Boston— es Louis E. Benjamin de Hillcrest, KwaZulu-Natal, Sudáfrica. La nueva Segunda Lectora es Diane Uttley Marrapodi de Forest Hill, Maryland, EUA. Muchos miembros de la iglesia viajaron a Boston para las sesiones del lunes, mientras que otros siguieron las reuniones en vivo por Internet.

El tema de la reunión de este año —“La Iglesia: ‘sanando y salvando al mundo’”—se origina en la opinión de Mary Baker Eddy de que el cristianismo original de Cristo Jesús es sumamente pertinente para el mundo y su futuro, y que la iglesia debe ser una fuerza práctica a favor del bien en la vida cotidiana, trayendo esperanza y progreso espiritual a la humanidad. Un pequeño símbolo de esto es la prevista renovación de la plaza de la Ciencia Cristiana en el Back Bay de Boston. Los espacios al aire libre que rodean La Iglesia Madre serán renovados para que la comunidad pueda disfrutar mejor de ellos como un oasis ambientalmente sostenible en medio de la ciudad. Un compromiso a largo plazo de la denominación ha sido la publicación de The Christian Science Monitor, una fuente internacional de noticias que ofrece noticias diarias y semanales, en línea e impresas; noticias que tienen el propósito de arrojar luz, en lugar de atizar el fuego, sobre los importantes temas del día.

Durante la reunión, los miembros informaron acerca de las actividades en sus regiones, y aportaron ejemplos de curación de alrededor del mundo. Científicos Cristianos asistieron a la reunión de este año.

Contacto: María Damiani, Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana para España.

spain@compub.org

Recursos:http://christianscience.com/press-room

Share
Publicado en Espiritualidad, Igualdad, Libertad, Religión, Vida | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Hay alternativas para sanar

 

Panelistas“¿Qué es la medicina hoy en día? ¿Cómo podemos obviar por más tiempo lo que está sucediendo a nuestro alrededor y ha pasado por generaciones e incluso siglos?”. Esta fue la frase expresada por el Dr. Albert Roca, al finalizar la Jornada de Pluralismo Médico que se llevó a cabo el 26 de abril en la Universidad de Medicina de Lleida.

Diferentes panelistas abordaron la diversidad en la curación de enfermedades, entre ellos el Dr. Vijay Carolin de “Medicina Ayurvédica” (Sistema de medicina hindú, el más antiguo del mundo, en uso desde hace más de 5000 años); “Rituales de sanación popular”, por Isabella Ricco, antropóloga, “El Curanderismo en las tierras de Lleida”, por la antropóloga Blanca Pérez; “Pluralismo médico y medicina global, por el Dr. Josep Mª Comelles, “Proyecto de clínica plural a Bamako, por la fisioterapeuta Carme Campo junto con la enfermera Absetou Traoré, y “Salud y Curación espiritual en la Ciencia Cristiana”, por Leide Lessa, CSB, conferenciante y maestra. Cada mesa redonda de dos secciones estuvo coordinada por el profesor y antropólogo, Albert Roca.

Se destacó que en la actualidad es cada vez más visible un sistema plural de salud y cómo relevante es intentar conocer al otro, trabajando con evidencias y comenzando por los usos y no por los principios. El Dr. Comelles hizo hincapié en la medicalización como una hegemonía cultural, es decir, la imposición de un modelo médico sin que el otro desaparezca.

Una persona de la audiencia expresó: “Todos hablamos mucho acerca de la medicina y la salud, pero el componente más importante es la espiritualidad”.

image1La medicina tradicional es por lo general una opción disponible y ampliamente usada en grandes zonas de Europa, África, Asia y Américas. Las prácticas tradicionales se sustentan en conocimientos y experiencias adquiridos a lo largo de siglos. Pero hay un sistema de curación espiritual que tiene mucho que ofrecer en lo relativo a espiritualidad, consuelo, compasión y sanación y es la Ciencia Cristiana.

Leide Lessa mencionó que “esta Ciencia no es Cienciología, no es terapia, no es pensamiento positivo ni New Age. Es Ciencia porque se basa en leyes espirituales, universales y demostrables encontradas en la Biblia, principalmente en las enseñanzas de Jesús, el primer gran sanador espiritual. Cuando se aplican sistemáticamente a una situación, estas leyes producen buenos resultados. He podido comprobar su eficacia porque la practico desde hace más de 25 años.”

Como lo expuso nuestra oradora, este sistema de curación espiritual fue descubierto por Mary Baker Eddy, autora del best Seller Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, el libro de texto de la curación espiritual científica. Consta en unos de sus capítulos una serie de testimonios de curaciones individuales de aquellos que han sanado al aplicar este sistema. Eddy es la fundadora también del periódico internacional The Christian Science Monitor, que posee siete premios Pulitzer.

¿Quién sana y cómo?

El método de curación espiritual por la Ciencia Cristiana es a través de la oración científica y del tratamiento metafísico. Esta oración incluye una clara comprensión de Dios como el Principio Creador y fuente de todo lo bueno, incluso de la salud, el bienestar y la alegría.

En toda curación es fundamental que el paciente manifieste un estado de esperanza, fe y convicción. La base de toda curación es el Amor.

En una de las pausas, una persona se me acercó y me dijo: “Esta conferencia está elevando nuestro pensamiento” y durante la ponencia de Leide Lessa otras comentaron:

“Estoy de acuerdo en que hay una Mente infinita y el Amor universal. Pero ¿cuál es la forma de conectar con ella? ”

“Coincido con usted al mencionar el infinito Amor y el amor de uno al otro. Todos necesitamos amar más “.

Cada uno es libre de elegir el sistema de salud en el que más confía.  La Ciencia Cristiana es una opción, pero cada persona puede decidir libremente si opta por ella o por otra alternativa para obtener su curación. Lessa también dijo que su experiencia y práctica le han demostrado que la Ciencia Cristiana es eficaz, porque no solo puede advertirse el resultado de una curación física, sino que se comprueba que el individuo efectúa una transformación en su carácter y actitudes. Es en realidad, una espiritualización del pensamiento.

A través de la Ciencia Cristiana muchas vidas han sido sanadas y regeneradas por la libertad mental y física que brinda. ¡Todos pueden comprobar el gozo de la curación espiritual!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

 

 

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Libertad, Religión, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Racismo y discriminación; un problema a resolver

120-J4-R6WW4V3WLa Asamblea General de las Naciones Unidas en 1979 decidió que se organizara anualmente, en todos los países, una semana de solidaridad con los pueblos que luchan contra el racismo y la discriminación racial. Según la ONU “El racismo socava la paz, la seguridad, la justicia y el progreso social”

Muchas personas son víctimas de racismo en España. Algunos son inmigrantes con una vida estable, que llevan años viviendo en España, tienen trabajo y sus hijos han nacido en este país y, por lástima, todavía suelen ser estereotipados por sus rasgos o conductas. Esto hace que se genere un sentimiento negativo hacia los extranjeros.

“No ha habido ningún estudio que haya encontrado diferencias de inteligencia entre razas o subespecies”, según Salvador Macip, médico, investigador y escritor español.

La discriminación nunca es un hecho espontáneo; detrás del acto discriminatorio funciona un conjunto de creencias y opiniones que se han formado.

Hace unos años una amiga africana me comentó las situaciones de discriminación que vivía en el colegio de sus niños cuando asistía a las reuniones de padres. Le comenté que sería de gran ayuda pensar que el verdadero Amor no excluye a nadie por diferencias raciales o étnicas, porque no puede ver ningún tipo de imperfección al existir unidad en toda la creación del Amor. Ese Amor no hace acepción de personas. Reconocer que cada uno está excluido de creencias de la discriminación es lo que elimina la muralla mental que discrimina. Ella mantuvo en su pensamiento estas verdades sanadoras y después de un tiempo pudo comprobar cómo se restableció la armonía en esas reuniones y en relación a su hijo.

En referencia a los derechos otorgados por el Amor divino a todos, la metafísica cristiana Mary Baker Eddy escribió: “La justicia y la verdad hacen libre al hombre, la injusticia y el error lo esclavizan”.

El derecho a la libertad es inherente a todas las personas.

Ver la unidad en la diversidad es la verdadera espiritualidad, es lo que enriquece y beneficia a todos, un don que se valora y se acoge para el bien común. Descubrir la naturaleza espiritual concerniente a cada uno es lo que disuelve los sentimientos tanto de superioridad como de inferioridad.

Crear un entorno diverso requiere un esfuerzo consciente para desafiar las formas tradicionales de pensamiento.

Bajo un punto de vista espiritual, no hay ninguna diferencia entre un hombre de piel más clara y otro de piel más oscura, entre un europeo y un latino.

No hay origen racial cuando se comprende la verdadera esencia del ser y se reconoce el Principio divino presente en todos. No existen diferencias para el Amor que lo abarca todo y cuando se entiende eso, es posible amar incondicionalmente, sin dejarse influenciar por cualquier tipo de racismo y discriminación.

Amar a la raza humana con el fin de elevarla es el paso hacia el progreso moral y espiritual de la humanidad. Es un trabajo de todos.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana Blog: http://saludyalegria.org

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Identidad, Igualdad, Libertad, Racismo, Vida | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Puede la religión afectar tu vida?

Comparto un artículo sobre la religión y la vida publicado en la Revista Lugar de Encuentro.

Sin títuloLa respuesta depende de lo que se entiende por las palabras “afectar” y “religión”.

Una de las definiciones de “afectar”, según la Real Academia, no es negativa. Dice:  “producir alteración o mudanza en algo”.  Me gusta esta definición, principalmente si la alteración o mudanza es para algo mejor.

También es necesario definir “religión”, que actualmente tiene diferentes connotaciones.

Para mí la noción más importante es el significado de la palabra en sí, más que las definiciones de diccionarios o de instituciones. La palabra “religión” viene del latín “re-ligare”, o sea, ligar nuevamente, conectarse nuevamente a la fuente. Por eso, cada uno de nosotros encuentra la “verdadera religión”, cuando se conecta a la fuente de la creación espiritual y esta conexión produce un cambio para mejor.

Como ejemplo práctico en la vida, analicemos lo que pasó con Elys Renata Carvalho. Desde muy pequeña, Elys sufría de reacciones alérgicas a ambientes polvorientos y cambios de clima. Tomaba medicamentos, que después de un tiempo, dejaban de tener efecto y le traían problemas digestivos. Pero en 2012, conoció la Ciencia Cristiana y empezó a leer a diario el libro Ciencia y Salud y la Biblia.

Y aquí podemos relacionar esa historia con el significado que hablé anteriormente de “religión” y de “afectar”: Hubo un cambio en la manera de pensar de Elys, pues aprendió que es una idea de Dios, y aceptó que la curación espiritual por medio de la oración es posible.  O sea, el cambio en su pensamiento y el hecho de conectarse con su origen espiritual, le hicieron comprender que podía controlar armoniosamente su cuerpo.

120-CRLRVJPoco a poco, Elys dejó de tener ataques alérgicos y de tener miedo al polvo. Naturalmente sintió que ya no necesitaba los medicamentos y, al final, todos los síntomas de alergia y problemas digestivos desaparecieron. Hace más de dos años que está totalmente sana.

En este caso, la religión ciertamente tuvo un efecto positivo su vida: se produjo un cambio mental cuando se conectó con su naturaleza espiritual, y eso mejoró su salud física y emocional, pues, además de sentirse sana, hoy siente una alegría muy grande de vivir.

La alegría es un sentimiento extremadamente importante en la vida de hoy, con tantos desafíos, estrés y miedos. La alegría ayuda a que disfrutemos de una vida sana y tranquila, aun en las peores condiciones. Alice Sommer, una sobreviviente del Holocausto, que falleció en 2014 a los 110 años, cuando vivía en Londres, estaba llena de alegría, tocaba su piano por las mañanas y tardes, y decía que incluso en el campo de concentración sonreía. Aun en aquella situación la música la transportaba “a otro mundo”, le tocaba el alma, la conectaba con lo divino. Ella decía que la música era su “religión”. En la vida, siempre elegía lo bueno.

Todos podemos encontrar nuestra conexión con lo espiritual, o sea, la manera de vivir con paz interior, con salud mental y física. Sentir alegría, elegir lo bueno, estar constantemente conectado a nuestra fuente espiritual es vivir el Amor divino, es dejar que nuestra religión tenga uno efecto para mejorar nuestra vida y la de los que están a nuestro alrededor.

Leide Lessa es maestra y conferenciante de la Ciencia Cristiana y escribe sobre la relación entre la espiritualidad y la salud.

 

Share
Publicado en Crecimiento, Espiritualidad, Religión, Vida | Etiquetado , , | Deja un comentario

Descubre tu verdadero tesoro

120-MIRQLR54Cuando se descubre un gran tesoro, no es extraño ver la noticia en las portadas. El arqueólogo británico Howard Carter descubrió en 1922 en el Valle de los Reyes y después de una ardua búsqueda la tumba del faraón Tutankamón. Fue la tumba faraónica mejor conservada e intacta y contenía cerca de cinco mil objetos.

La mayoría de aquellos espectaculares objetos terminaron en museos o en colecciones privadas y tienen un gran valor histórico y artístico. Pero, además de estos tesoros culturales existen otros que realmente resultan más beneficiosos para nuestra vida diaria y son aquellos que se relacionan con el corazón, con el mundo interior. Son los tesoros espirituales que están dentro de cada uno.

El término tesoro también se relaciona a los sentimientos y emociones. Por eso, cuando te refieres a  alguien a quien aprecias tanto como las antiguas civilizaciones apreciaban a sus tesoros, dices “Eres un tesoro”.

Pero más que una persona, ¿cómo se pueden encontrar los tesoros espirituales?

Los valiosos tesoros espirituales están al alcance de quienes de verdad desean buscarlos. Se encuentran en el camino hacia lo espiritual, al despertar a la consciencia divina que está dentro de cada uno y al consagrar la vida a ideales más elevados. Los tesoros de la sabiduría, el conocimiento y el discernimiento que nos ofrece el Amor ayudan a superar las dificultades de la vida y promueven el bienestar emocional y mental, además de la salud en general.

Se puede pensar en el corazón como si fuera un tesoro interno, la entrada de todo nuestro ser. De modo que abrir o cerrar la puerta de nuestro tesoro, determina lo que dejamos entrar en nuestro ser interior. Cualidades como la gratitud, la alegría, el perdón y los buenos pensamientos son la mejor forma de preservarlo y ayudan también a combatir enfermedades del corazón.

¿Puede la espiritualidad sanar las enfermedades cardiovasculares?

El Dr. Jeff  Levin, un epidemiólogo y catedrático distinguido en la Universidad de Baylor de Estados Unidos y reconocido como uno de los principales investigadores en el campo de la espiritualidad y la salud, señala en su libro “Dios, Fe y  Salud” que existen más de 50 estudios en los que las prácticas religiosas se encontraron un efecto protector contra las enfermedades cardiovasculares. Su curiosidad lo llevó a una evaluación profunda y a la investigación pionera sobre la conexión de la espiritualidad con la curación.

Todo lo que hace la espiritualidad es abrir la Puerta de lo Divino y entrar en ella puede prevenir problemas de salud como los del corazón, así como promover una mejor calidad de vida y felicidad.

Al comprobar esta puerta de unión con lo Supremo fue lo que llevó a Cristina de Brasil a sanarse de su problema cardíaco y después de un período de profunda introspección y de confianza en el Amor Divino llegó realmente a sentir que ese Amor la había creado perfecta y no para que sufriera alguna enfermedad. Comprendió que era una oportunidad para establecer en su propio pensamiento la ley divina de la salud como una verdad en la que se podía apoyar y sanar.

Esta comprensión es el tesoro espiritual que bendice y trae curación.

¡Qué sabiduría la que Jesús mostraba con una profunda enseñanza en el ámbito espiritual: “donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”!

¿Cuál es tu tesoro escondido? Es decir, ¿cuáles son las cualidades divinas que permanecen dentro de ti?”.

¡Descubre tu verdadero tesoro, aquel que reside en tu corazón!

 

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

 

Share
Publicado en Corazón, Crecimiento, Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario

¿Cómo salir de una relación adictiva?

Relación armoniosa de padre e hija

Relación armoniosa de padre e hija

Cuando se siente la necesidad de incorporar algo que llene la vida y la persona se aferra creyendo que no se puede vivir sin ello, es cuando se convierte en víctima de una adicción.

Las adicciones muy a menudo tienen un niño interior herido, heridas que parecen alimentarse de pensamientos de limitación o carencia. La persona o sustancia que origina la adicción (alcohol, drogas, fármacos, tabaco, juego), utiliza a alguien para cubrir su vacío. Este vacío puede ser la falta de un sentido en la vida que lleva a uno a vivir relaciones adictivas, a veces sin darse cuenta.

Los apegos emocionales que se desarrollan a lo largo de una relación, ya sea de índole familiar, de amistad o de pareja, afectan directamente la calidad de vida. Creer que la felicidad depende de una persona, o someterse a ella, hace aferrarse a una clase de amor que lo vuelve posesivo, celoso y dominante. Esto no es el verdadero amor.

¿Cómo salir de una relación adictiva?

  • Descubriendo la naturaleza espiritual propia.
  • Respetando y amando a uno mismo como ser espiritual.
  • Reforzando la autoestima y la autoconfianza, al cambiar la manera de pensar de uno mismo y valorando los talentos y cualidades que se posee.
  • Reconociendo que la seguridad que hace sentir tal relación, es falsa, sin base.
  • Llenando el aparente vacío con amor y comprensión hacia uno mismo
  • Rompiendo la relación, sin tener miedo al cambio y con la convicción de ser libre.

La salud mental en las relaciones no depende de condiciones materiales como el nivel cultural o económico, sino de la fuente de ideas espirituales que la sostienen, como el cariño, respeto, confianza mutua, lealtad, factores que sostienen y alimentan una relación sana.

Asistí a la conferencia “La dependencia emocional”, en la cual el psicólogo barcelonés, Enric Corberá, expresó que: “las relaciones adictivas se alimentan de creencias irracionales, de la creencia que la persona está separada de la Divinidad y busca en los demás sentirse completo”.

He visto un ejemplo similar al dialogar con una amiga, que me comentó sobre la relación conflictiva que mantenía con su padre. Sentía mucha dependencia, manipulación y opresión, como un pájaro dentro de una jaula. Me di cuenta cómo ella había dejado de irradiar la alegría que la caracterizaba, y se desvalorizaba día tras día. Durante un tiempo, intercambiamos algunas ideas sanadoras sobre su identidad espiritual y sobre cómo debía contribuir para mejorar esa relación. En una ocasión le dije que empezar bien significaba terminar bien, es decir, que comenzara desde una visión más elevada a observar a su padre y no desde el problema de la relación. Fue así que, paso a paso, pudo reconocer la naturaleza espiritual de su padre y construir una buena relación a partir de la libertad de cada una de las partes, y hoy los dos comparten una sana relación.

La buena noticia es comprender que no existe separación en el verdadero Amor: así como un rayo no puede desprenderse del sol, de la misma forma uno no puede romper el vínculo espiritual con lo deífico, con el Principio todo-amoroso. En ese Principio no hay fragmentaciones, sino una unicidad con la individualidad infinitamente reflejada. Reconocer este hecho espiritual de la existencia de cada uno es la puerta de entrada a la libertad mental y física.

Todos ya somos seres completos, pero solo lo comprendemos cuando sentimos e irradiamos el verdadero Amor. Entonces encontramos la libertad espiritual y la salud emocional.

Cuando te enfocas en nutrir y envolver a tu prójimo con Amor espiritual, dando prioridad a las necesidades de los demás, superas la adicción.

María Damiani escribe acerca de la salud y el bienestar desde una perspectiva espiritual y es Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en España. Email: spain@compub.org Twitter: @compubespana  Blog: http://saludyalegria.org

Share
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Qué sabes sobre la Ciencia Cristiana y Mary Baker Eddy? Parte II

La curación espiritual por medio de la Ciencia Cristiana
Iglesia-Madre-en-Boston2La curación metafísica descubierta por Mary Baker Eddy está basada en cómo Jesús sanaba y en el primer capítulo del Génesis, el cual describe la creación espiritual del hombre como la imagen y semejanza de Dios, con dominio sobre sus acciones, pensamientos y elementos externos. El capítulo termina así: “Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera”.

La curación espiritual de una persona o de una situación inarmónica está basada en Dios, el único Espíritu y Creador de la perfección y la salud. Por consiguiente, Su creación es espiritual, perfecta y saludable, sin ningún elemento de mal, pecado o enfermedad. Además, la palabra God (Dios, en inglés) en su origen anglosajón significa good (el bien, en inglés). Al definir el bien como Dios, llegamos a la conclusión de que el bien tiene todo el poder y llena todo el espacio, y no deja ni lugar ni poder para el mal, la enfermedad o la discordia. Dios es el verdadero sanador, y el hombre encuentra su salud y armonía al comprender que es  inseparable de Dios, el único Espíritu. Como la curación es espiritual, no se trata el cuerpo, sino el pensamiento.

Los Científicos Cristianos tienen la libertad de elegir cómo cuidar de todos los aspectos de su vida, incluso la salud.

Dios y el hombre

Puesto que Dios es la única Vida, Eddy dice en su declaración científica del ser que “no hay vida, verdad, inteligencia ni sustancia en la materia. Todo es la Mente infinita y su manifestación infinita, pues Dios es Todo-en-todo…. El Espíritu es Dios, y el hombre es Su imagen y semejanza. Por lo tanto, el hombre no es material; él es espiritual”.

Entender que Dios no es antropomórfico, sino un Padre-Madre divino es otro aspecto clave para la curación metafísica en la Ciencia Cristiana, pues libera al hombre (a la humanidad o a los seres humanos) de las enfermedades biológicas o hereditarias. Dado que los hombres son “hijos de Dios”, también son “herederos de Dios” tal como los describe la Biblia. Por lo tanto, ellos “heredan” solo lo que Dios es y tiene para ofrecer: bien, salud, paz, armonía, felicidad, etc.

Mary Baker Eddy definió a Dios como “Mente, Espíritu, Alma, Principio, Vida, Verdad y Amor”, haciendo énfasis en que Dios no es corpóreo, y, por lo tanto, es divino, supremo, infinito.

El concepto metafísico del hombre que presenta la Ciencia Cristiana está separado de los conceptos de Adán y del Homo sapiens. Este hombre (que incluye cualidades femeninas y masculinas) es una idea compuesta de la Mente divina y un reflejo del único Espíritu, Dios, indivisible, omnipresente, omnisciente y omnipotente.

La Ciencia Cristiana adora a un solo Dios; reconoce a Jesús como Su hijo; y al Cristo como la manifestación incorpórea de Dios, el mensaje divino que constantemente trae a la consciencia humana pensamientos de paz, alegría y salud. La Ciencia Cristiana también enseña que el Consolador prometido por Cristo Jesús, es la Ciencia divina o Ciencia espiritual que enseña cómo podemos ver la perfecta creación de Dios.

MBE

El libro Ciencia y Salud

Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras es la obra principal de Mary Baker Eddy y el libro de texto de la Ciencia Cristiana. Presenta y explica la curación espiritual para todos aquellos que quieran practicarla, independientemente de su religión; y muestra de manera clara y lógica la relación entre la consciencia, el pensamiento y el cuerpo, y la salud como una condición de la Mente divina, no de la materia.

Ciencia y Salud es un libro pionero que presenta al mundo occidental moderno ideas metafísicas relacionadas con la salud y, por lo tanto, estuvo a la venta en el Simposio de la Facultad de Medicina de Harvard llamado “Espiritualidad y curación en la medicina”. Durante varios años fue uno de los libros de mayor venta. En 1992, la Asociación Nacional de Libros Escritos por Mujeres, con sede en los Estados Unidos, seleccionó a Ciencia y Salud como uno de los 75 libros escritos por mujeres cuyas palabras han cambiado el mundo. El último capítulo de casi 100 páginas, titulado “Los frutos”, consiste en testimonios de personas que fueron sanadas solo con leer el libro.

La Iglesia de la Ciencia Cristiana y el Científico Cristiano

Puesto que la iglesia de la Ciencia Cristiana tiene el propósito de restablecer el cristianismo primitivo, explica que cuando Jesús dijo: “Yo y mi Padre uno somos”, él se refería a todos aquellos que comprenden que Dios es el único Creador y, por ende, Su creación es Su reflejo. El reflejo no es el original, sino que es uno con el original, iguales en naturaleza e identidad. Así como Dios es Espíritu, el hombre, Su creación, es espiritual aquí y ahora.

La mayoría de los cristianos no están conscientes del hecho de que tan solo décadas después de su resurrección, se empezó a desarrollar la idea de que Jesús era Dios. A partir de ese momento la gente comenzó a aceptar y a creer que Jesús y Dios eran uno en género y número. Sin embargo, y por razones políticas, el Concilio de Nicea en el año 325 de la era cristiana, bajo el emperador romano Constantino I, desarrolló, entre otras cosas, el Credo del Concilio de Nicea para reforzar las creencias uniformes en relación a la Trinidad.

Según lo que se presenta en la Biblia, Jesús dedicó su vida a expresar Amor, a sanar y a superar límites. El cuarto capítulo del Evangelio de Juan define a Dios como Amor. Mary Baker Eddy vio la diferencia entre Amor y amor: el amor conocido por la humanidad como el sentimiento entre la gente, y el Amor con mayúscula que se refiere a Dios.

La mayoría de las iglesias de la Ciencia Cristiana tienen escrito en las paredes la leyenda “Dios es Amor”. Este Amor no juzga, no condena, no prohíbe, no hace acepción de personas, sino que ama a todos por igual.

Los Científicos Cristianos estudian la Biblia y los escritos de Mary Baker Eddy para desarrollar una relación con Dios como Mente divina, la consciencia universal que gobierna todo y a todos en armonía, y así, actúan según su comprensión espiritual.

Cuando vivimos según las verdades y las leyes metafísicas cristianas relacionadas con la existencia, obtenemos la comprensión espiritual de que el universo y todo lo que Dios crea son perfectos. Dicho entendimiento lleva a lograr y mantener la salud física, mental y emocional.

Para sanar y ser sanados, los Científicos Cristianos oran para conocerse a ellos mismos como hijos perfectos de Dios y para expresar humildad y amor puro.

Leide Lessa es Gerente Regional del Comité de Publicación de la Ciencia Cristiana en Boston, Massachusetts, EUA, maestra y conferenciante y da cursos anuales de Ciencia Cristiana en Río de Janeiro.

Cronología

 

1821 Mary Baker Eddy nace en Nueva Hampshire, EUA.

1838 Ella se convierte en miembro de la iglesia Congregacional sin aceptar las doctrinas de la predestinación y del castigo eterno.

1844 Embarazada, enviuda y regresa a la casa de sus padres.

1850 Se muda a vivir con su hermana, quien no acepta a su hijo.

1856 Ve al hijo, George, por última vez. No lo verá de nuevo hasta 1879.

1866 Sana espiritualmente de las heridas causadas por una caída.

1867 Comienza a enseñar acerca de su método de curación metafísica.

1872 Comienza a organizar sus apuntes para publicar su primer libro.

1875 Publica Ciencia y Salud.

1877 Se casa con Asa Gilbert Eddy.

1879 Funda lo que se convierte en La Primera Iglesia de Cristo, Científico, en Boston, EUA, con el propósito de restablecer el cristianismo primitivo y su perdido elemento de curación.

1881 Inaugura el Colegio Metafísico de Massachusetts en Boston. Enseña a cientos de alumnos en casi 8 años.

1894 Finaliza la construcción del edificio original de La Iglesia Madre en Boston, la que continúa ofreciendo los servicios religiosos dos días por semana.

1898 Funda La Sociedad Editora de la Ciencia Cristiana, responsable de la publicación de las revistas con artículos sobre la curación espiritual y testimonios de gente sanada exclusivamente por medio de la oración en la Ciencia Cristiana: The Christian Science Journal (mensual), Christian Science Sentinel (semanal), El Heraldo de la Ciencia Cristiana (mensual y en varios idiomas).

1908 Pone en marcha The Christian Science Monitor, diario que da noticias en general, cuyo objetivo es “no hacer daño a nadie, sino bendecir a toda la humanidad”.

1910 Mary Baker Eddy fallece en su casa de Chestnut Hill, parte del Gran Boston, EUA.

 

Share
Publicado en Espiritualidad, Salud | Etiquetado , , , | Deja un comentario